lunes, 24 de octubre de 2016

ANTHONY VAN LEEWENHOEK




Biografía de Anthony van Leeuwenhoek, nació el 24 de Octubre de 1632 en Delft, Holanda y falleció el 26 de Agosto de 1723 también el Delft. Anton van Leeuwenhoek fue un célebre científico que se destacó por sus valiosas observaciones bajo el microscopio. Leeuwenhoek fue miembro de Royal Society, donde realizó la mayor parte de sus investigaciones; además es reconocido por su aporte a la fabricación del microscopio, el desarrollo de la microbiología, la biología experimental y la biología celular.

¿Quién fue Anthony van Leeuwenhoek?
¿Quién fue Anthony van Leeuwenhoek? Sus padres fueron Philips Teunisz Leeuwenhoek y Margriete Jacobsdr van den Berch. Los padres de Anton eran comerciantes de tradición menonita que se desempeñaban en el comercio de cestas.
Cuando el pequeño tenía apenas seis años, había perdido a su padre y a sus hermanas; a partir de entonces, la vida del niño cambió radicalmente. En primer lugar fue enviado a un internado y luego pasó a vivir con un tío suyo, la madre se casó en segundas nupcias en 1640.
En 1653 Anthony fue enviado a Ámsterdam para que trabajase junto a un maestro dentro de un taller para tratar telas, este trabajo como aprendiz le permitió asentarse en el mismo lugar como cajero y especialista contable.
Se destaca de su biografía, Anthony van Leeuwenhoek tuvo su primer encuentro con el microscopio cuando tenía 21 años, este aparato en realidad era un lupa ubicada en un soporte simple que funcionaba como instrumento de trabajo a los comerciantes textileros; el objeto en sí aunque no era muy sofisticado, permitía aumentar el tamaño de la visión en unas tres escalas. En lo adelante, se dedicó a perfeccionar las cualidades de este aparato; por ende, de regreso a su ciudad natal construyó un pequeño instrumento que era capaz de ampliar partículas más diminutas que la cabeza de un alfiler, unas trescientas veces.

Los primeros ensayos de Leeuwenhoek constaban de la combinación de lentes convexas de tamaños diminutos, las cuales estaban perfectamente ubicadas sobre laminillas de latón; para usarlas era preciso mirar a través de ellas acercándolas mucho al ojo. El aumento que consiguieron sus lentes pasó rápidamente de 70 a 250 grados.
Las observaciones hechas por Anthony van Leeuwenhoek le permitieron demostrar la red de capilares descubiertas por Marcello Malpighi, este experimento consistía en observar la circulación de los glóbulos rojos a través de las membranas entre los dedos de una rana o las orejas de un conejo.
Entre 1674 y 1677, Leeuwenhoek había hecho el descubrimiento de espermatozoos humanos y de insectos; además era capaz de hacer una precisa descripción de la circulación de los glóbulos rojos. Para ese entonces el científico observó la saliva humana y el agua de los estanques, donde descubrió protozoos y bacterias, a los cuales dio el nombre de animálculos.
Vida de Anthony van Leeuwenhoek
La Vida de Anthony van Leeuwenhoek, fue un pionero de varias disciplinas que en la actualidad tienen un valor imponderable; sin embargo, su actividad científica se consolidó debido a su capacidad para crear un elemento de vital importancia investigativa en las ciencias como lo es el microscopio. Gracias a sus aportes, los avances en biología se incrementaron considerablemente desde el siglo XVII.

Anthony van Leeuwenhoek tuvo en sus manos las pruebas para oponerse radicalmente a la teoría de la generación espontánea, pues a partir de sus observaciones era imposible creer que los insectos que afectaban el grano pudieran surgir de la nada. En este sentido, demostró como se producía la vida a partir de minúsculos organismos que residían en el agua, el aire y otros elementos.
Sin embargo, el científico mantuvo la etapa de construcción de sus lentes de aumento en secreto por un tiempo, razón por la cual las investigaciones de las bacterias descubierta por Leeuwenhoek no comenzó sí no hasta el siglo XIX, ya con la aparición del microscopio compuesto; no obstante, el científico había descubierto espirilos, cocos, bacilos y otras bacterias en su época.
.


No hay comentarios: