miércoles, 18 de mayo de 2016

ALCALÁ DEL JÚCAR




ALCALÁ DEL JÚCAR - ALBACETE


Alcalá del Júcar es una localidad de la Manchuela, en la provincia de Albacete y se ubica en la Hoz del Júcar. El río Júcar nace en la Serranía de Cuenca y en su paso por la Manchuela, crea un escarpado paisaje conocido como el Cañón del Júcar. Es un trayecto sinuoso, hundido en una gran garganta, donde el río se contonea entre barrancos y crestas calcáreas.
Antiguamente, Alcalá del Júcar, fue aduana del Camino Real de Castilla a Levante y ha sido declarado Conjunto Histórico-Artístico.

Su nombre proviene del árabe "AL-KALA", que significa castillo. Lo más característico son sus casas, que constituyen un buen ejemplo de arquitectura popular. Están excavadas en la montaña, y a través de calles estrechas y empinadas, se elevan hacia el castillo. Son casas cuevas y tienen la peculiaridad de que al exterior parecen viviendas normales, pero sus fachadas esconden una serie de cuevas que forman las habitaciones de las casas. Son casas que se mantienen frescas en verano y cálidas en invierno.
Los monumentos más destacados en Alcalá del Júcar son la iglesia parroquial de San Andrés, el puente romano, el castillo de origen árabe, aunque reformado en época cristiana, y la Ermita de San Lorenzo.
El Castillo de Alcalá del Júcar

El castillo de Alcalá del Júcar fue construido en época árabe, pero cuando Alfonso VIII conquista la zona del Júcar hacia el año 1.213, pasa a manos cristianas. A mediados del siglo XV, en la época de Don Juan Pacheco, Marqués de Villena, es reformado.
Se conservan restos de la primitiva muralla, dos torrecillas de planta circular en los ángulos rectos y de un torreón pentagonal de tres plantas, que es la Torre del Homenaje.
La parroquia de San Andrés
Esta iglesia es el resultado de una serie de obras llevadas a cabo entre los siglos XV y XVIII.
Presenta una única nave en forma de cruz latina y un crucero que se cubre con cúpula. El pórtico de entrada es de estilo neoclásico y la torre, ejecutada por el arquitecto Lorenzo Alonso, al igual que la fachada, también es de estilo academicista.
El Puente Romano
Es un puente de origen romano, pero en el siglo XVIII fue reconstruido. Era paso obligado en el Camino Real de Castilla a Levante, por lo que cobró gran importancia durante los siglos XIV y XV, convirtiéndose en aduana.
La Ermita de San Lorenzo
La Ermita de San Lorenzo de Alcalá del Júcar está situada a tres kilómetros de Alcalá del Júcar. Se tiene constancia de que en el año 1579 ya existía, aunque entre sus pinturas hay una inscripción que alude al año 1.805 como fecha de conclusión. Su decoración es de estilo neoclásico.
La Cueva de Garadén

La Cueva de Garadén se encuentra cerca de la ermita de San Lorenzo y es uno de los pocos ejemplos de cueva fortificada que se conocen en la península.
Esta cueva está íntimamente ligada a la historia de Alcalá, ya que una leyenda cuenta la existencia de un rey moro llamado Agraden, que al parecer habitó en ella. También ha servido para desempeñar funciones de vigilancia en el Camino Real.

No hay comentarios: