viernes, 28 de junio de 2013

100 AÑOS DEL TOUR DE FRANCIA

TOUR DE FRANCIA - 2013
Inicios
Henri Desgrange, fundador y director del Tour de Francia entre 1903 y 1939.
El Tour de Francia de 1903 fue la primera competición ciclista por etapas de la historia. Anteriormente se habían realizado competiciones que cubrían enormes distancias, como el recorrido Paris–Brest–Paris de 1.200 km en 1891 o Burdeos-París de 576 km también en 1891. Sin embargo, fue el periodista francés Géo Lefèvre quién desarrolló la idea de crear una competición por etapas que transcurriera por parte del territorio francés. Lefèvre propuso al director del periódico deportivo l'Auto, Henri Desgrange , crear una competición ciclista para promocionar el diario. Así, el 19 de julio de 1903 el primer Tour de Francia comenzó en Montgeron, cerca de París, donde tomaron la salida 60 ciclistas que cubrieron la etapa inaugural de 467 km hasta Lyon. El recorrido constaba de seis etapas en un total de 2.428 km. El francés Maurice Garin fue el vencedor del primer Tour de la historia, completando la prueba a una velocidad de 25 km/h. Recibió un premio de 6.075 francos.
Las siguientes ediciones del Tour de Francia estuvieron marcadas por una serie de escándalos que culminaron en la exclusión de los cuatro primeros de la clasificación general del Tour de Francia 1904, en parte como resultado del uso no autorizado de la vía férrea. El período anterior a la Primera Guerra Mundial se ve en retrospectiva como una época heroica, ya que en ese momento se cubrieron regularmente distancias diarias de 400 kilómetros. Desde la perspectiva actual, parece asombroso si se tiene en cuenta el modesto equipo técnico de aquella época y la mala calidad de las carreteras, que solían ser de adoquines. Posteriormente entraron en escena las etapas de montañas. Así, en 1905 se produjo la primera subida al Ballon d'Alsace en los Vosgos. Más tarde, en 1910, se ascendió por primera vez el Tourmalet, en los Pirineos y en 1911 se iniciaron los ascensos a los Alpes. De esta época destacan ciclistas como el belga Philippe Thijs, quien fue el primer ciclista en lograr tres victorias en el Tour. Lamentablemente su carrera, como la de muchos ciclistas profesionales en Europa, se vio interrumpida por el estallido de la primera guerra mundial en 1914, que provocó la suspensión de la competición durante cuatro ediciones.
El número de etapas se incrementó gradualmente a once (1905), quince (1910), dieciocho (1925) y, finalmente, a veinticuatro etapas (1931). La longitud total del Tour continuó aumentando hasta los 5500 kilómetros. Ya en las primeras ediciones el Tour pasó por otros países vecinos de Francia. Así, desde 1905 se empezaron a disputar etapas en Alemania, y en 1906 transcurrió por primera vez por España e Italia. Con el tiempo, se fueron incluyendo etapas de manera regular en todos los vecinos actuales de Francia como Suiza (primera vez en 1913), Bélgica (desde 1947), Luxemburgo (1947), Mónaco (1952) y Andorra (1964). También se han disputado etapas en países no fronterizos con Francia tales como los Países Bajos, Gran Bretaña e Irlanda. En 1933 se introdujo la distinción al mejor escalador y se otorgaron bonificaciones a los ciclistas que alcanzasen los puertos en primer lugar.
En 1936 Jacques Goddet sustituyó a Desgrange en la dirección del Tour de Francia, cargo que ocuparía hasta 1987. Goddet siempre fue favorable a las innovaciones técnicas en las competiciones e introdujo la clasificación por puntos, así como el prólogo al principio de la carrera.

Segunda mitad del siglo XX

En el año 1957 se produce el primer reportaje televisivo en directo y al año siguiente, comienzan a transmitirse fragmentos de etapa.[2] En ese mismo año, el joven francés Jacques Anquetil, de 23 años, logra su primer Tour con una gran superioridad. Anquetil fue el primer ciclista que ganó cinco veces el Tour y que lo ganó cuatro veces consecutivas al imponerse entre 1961 y 1964, gracias a su habilidad como contrarrelojista y a su progresiva adaptación a la montaña. Uno de los grandes rivales de Anquetil fue Federico Martín Bahamontes, que destacaba por ser un gran especialista en montaña, consiguiendo el Tour en 1959, siendo el primer español en ganarlo. Durante la década de los sesenta destacan también ciclistas como el italiano Felice Gimondi, ganador del Tour de 1965, o el francés Raymond Poulidor, apodado el eterno segundón.
En 1969 se abandonó la composición de los equipos por países y se adoptó definitivamente por equipos profesionales patrocinados por empresas. En esa misma edición irrumpe en escena el considerado para muchos como el mejor ciclista de la historia, el belga Eddy Merckx, quien en su primera aparición en el Tour de 1969 consigue la victoria. Merckx iniciaría un espectacular dominio de la ronda gala proclamándose también vencedor en las ediciones de 1970, 1971, 1972 y 1974, igualando así los logros del Jaques Anquetil. Eddy Mercx aún posee el récord de triunfos de etapa del Tour con un total de 34 victorias y fue apodado El Caníbal debido a su insaciable sed de victorias. El reinado de Merckx solo se vio interrumpido por la victoria del español Luis Ocaña en la edición de 1973, en la que el belga no participó.
 
Miguel Indurain durante una contrarreloj en el Tour de Francia 1993.
Tras la era de Merckx y las victorias de Bernard Thevenet y Lucien Van Impe se iniciaría el dominio del mítico Bernard Hinault quien igualaría las cinco victorias de Anquetil y Merckx, dominando desde finales de los setenta hasta mediados de los ochenta. De la época de Hinault destacan ciclistas como el holandés Joop Zoetemelk, vencedor en 1980 y segundo en otras seis ocasiones, o el francés Laurent Fignon ganador de las ediciones de 1983 y 1984. En 1986 Greg Lemond se convirtió en el primer ciclista no europeo en proclamarse vencedor del Tour, quien repetiría victoria en 1989 y 1990. De finales de los ochenta destacan también las victorias del irlandés Stephen Roche en 1987 y del español Pedro Delgado en 1988. En la década de los ochenta se da la masiva participación en el Tour de ciclistas procentes de todo el mundo, especialmente de América, destacando a los colombianos como notables escaladores, particularmente Luis Herrera y Fabio Enrique Parra.
En 1991 se inicia el dominio del español Miguel Indurain, quien fue el primer ciclista en lograr cinco victorias consecutivas al vencer de 1991 hasta 1995. El gran dominio de Indurain dejó a la sombra a otros grandes ciclistas de la década de los noventa como Richard Virenque o Tony Rominger entre otros. En 1996 el danés Bjarne Riis ganó el Tour de Francia, terminando con la era de Miguel Indurain. Sin embargo, Riis confesó años más tarde haberse dopado con EPO en el período 1993-1998 aunque oficialmente no se le ha retirado el Tour.[3] En 1997 el joven alemán Jan Ullrich se hizo con la victoria en el Tour. Ullrich, que había sido segundo en 1996, destacaba como contrarelojista y se defendía bien en todos los terrenos lo que le permitió una victoria con superioridad. En 1998 se esperaba de Ullrich una gran victoria. Sin embargo, el escalador Marco Pantani le sacó ocho minutos en una etapa de montaña en la que se pasaba el Col du Galibier y se llegaba a meta en la cima de Les Deux Alpes y se puso el maillot amarillo. Pantani mantuvo dicho maillot hasta el final del Tour, pese a los intentos de Ullrich de quitárselo, que de nuevo volvía a ser el segundo clasificado. Además en este año salto a luz el Caso Festina, en el cual se vieron implicados corredores de gran importancia como Richard Virenque.

Siglo XXI


De 1999 a 2005 el ganador fue el estadounidense Lance Armstrong. Sin embargo, el 23 de agosto de 2012 la Agencia Antidopaje estadounidense (USADA) decidió retirarle sus siete títulos del Tour de Francia por dopaje, además de suspenderlo de por vida.[4] La decisión de desposeer al estadounidense de sus victorias fue ratificada posteriormente por la Unión Ciclista Internacional (UCI), que decidió además declarar desierto el título correspondiente a esas ediciones.[5]


En 2006 el ganador fue Óscar Pereiro, tras la descalificación del estadounidense Floyd Landis.

En 2007 Alberto Contador se impuso en un Tour claramente marcado por el dopaje, que dejó fuera a Alexandre Vinokourov y a su equipo, el Astana. También se vio forzado a retirarse Michael Rasmussen, cuando faltaban cuatro etapas para el final del Tour y siendo líder de la clasificación general.

El Tour de 2008 estuvo marcado por la ausencia del equipo Astana, donde figuraba el entonces vigente ganador. La organización castigó de esta forma el positivo del kazajo Alexandre Vinokourov de la anterior edición. A pesar de esta ausencia, otro español, Carlos Sastre, se adjudicó una victoria forjada en la montaña, especialmente con un ataque en Alpe d'Huez que le sirvió para sacar más de dos minutos a Cadel Evans, segundo clasificado.

A estas tres victorias españolas hay que sumarle la realizada por Alberto Contador en el Tour 2009, junto al equipo Astana. Tour marcado por la supremacía realizada por el español en las etapas de montaña como el Arcalis y Verbier y la hecha en la contrarreloj de Annecy (victoria en las dos últimas), por la vuelta a la carretera de Lance Amstrong a sus 38 años y por la tensión vivida en el equipo Astana entre los dos líderes. Y posteriormente la de 2010, con la que el corredor nacido en Pinto conseguía su tercer Tour. Tras una apretada contrarreloj final se impondría por tan solo 39 segundos a su immediato rival, Andy Schleck. De todos modos, Contador dio positivo por 50 picogramos de clembuterol. El de Pinto arguyó que el positivo se debía a una ingesta de carne contaminada y le fue permitido seguir compitiendo hasta que se juzgase su caso. En ese periodo de tiempo ganó el Giro de Italia y corrió el Tour de Francia 2011 en el que fue quinto. Finalmente el corredor fue desposeido de su Tour de 2010, que pasaría a las manos de Andy Schleck

En el Tour de Francia 2011, Cadel Evans se adjudicó la victoria tras una contrarreloj final, superando a Andy Schleck en Grenoble. En 2012 el ganador fue el británico Bradley Wiggins en un Tour en el que su compañero de equipo y gregario Chris Froome fue segundo. Fue la primera vez que un ciclista del Reino Unido se proclamaba campeón.

En enero del año 2013 el posible mejor ciclista de todos los tiempos, Lance Armstrong, después de sufrir una gran presión por sus ex compañeros, confiesa y admite en una esperada entrevista con Oprah Winfrey, que los 7 tours ganados entre los años 1999 a 2005 son fruto del dopaje, dejando frases que pasarán a la posteridad como: "Todo se ha tratado de una gran mentira que resultó bastante perfecta durante mucho tiempo", "Sí, me dopé; el cuento de hadas no era cierto" o "Hijo no me defiendas más, lo siento". Una vez hecha la confesión de Armstrong la UCI acepta la demanda puesta por la USADA y retira toda victoria realizada por el hombre mas exitoso como mentiroso del mundo del ciclismo.

 

No hay comentarios: