lunes, 10 de diciembre de 2012

ADA LOVELACE

Ada Lovelace, la primera programadora cumple 197 años

Hoy se celebra el aniversario del nacimiento de Ada Lovelace, una de las precursoras de la informática que consiguió crear una serie de instrucciones que permitían hacer cálculos en una versión inicial de un ordenador

Ada Lovelace no ha pasado la historia por ser hija de Lord Byron, uno de los grandes poetas de la literatura inglesa y símbolo del romanticismo, sino como la asistente visionaria que entrevió las posibilidades de la máquina analítica de Charles Babbage. Ada Lovelace ocupa un papel en la historia de la ciencia del siglo XIX ya que está considerada como la primera programadora de la historia.
Ada Lovelace estudió matemáticas y ciencias, y gracias a su preparación fue capaz de desarrollar una serie de instrucciones que permitían hacer cálculos en una versión inicial y muy alejada de lo que hoy conocemos como computador, aunque sus principios continúan teniendo validez. Fue una mujer pionera en su tiempo. Lovelace Comenzó sus estudios bajo la tutela de August Morgan, el primer profesor de matemáticas de la Universidad de Londres. Entremedias conoció y se hizo amiga de Mary Sommerville, una brillante matemática que despertó en Ada Lovelace el interés por la lógica.
Ada Augusta Byron -este es su verdadero nombre- nació el 10 de diciembre de 1815 en Piccadilly, Londres. Hija de Lord Byron y Annabella Milbanke (la princesa de los paralelogramos, según la llamaba Byron), no llegó a conocer a su padre, que abandonó Inglaterra cuando ella apenas contaba dos meses de edad tras de divorciarse de su madre. Lord Byron escribía a su única hija legítima a menudo y la homenajeaba en sus continuas obras poéticas: no es extraño encontrar el nombre de Ada entre las heroínas de las obras del escritor, algo que continuó así hasta su muerte por malaria en Grecia (adonde el poeta había acudido a colaborar con la revolución nacionalista) cuando ella tenía solo ocho años de edad.
Completa formación científica
Intentando eliminar cualquier inclinación de Ada hacia la literatura, Lady Byron educó a la niña en el mundo científico. Así, desde bien pequeña, Ada Lovelace estuvo rodeada de los mejores profesores. Le  proporcionaron una completa formación científica, muy superior a lo que se espera de una mujer de la época.
Ada Lovelace recibió clases particulares de matemáticas y ciencias, sobre todo de la rama de Astronomía, contando entre sus tutores con el prestigioso Augustus de Morgan, el primer profesor de matemáticas de la Universidad de Londres, o Mary Sommerville, una brillante matemática que acababa de publicar un libro sobre mecánica celeste y que acabó convirtiéndose en su ejemplo a seguir.
En 1833, cuando ya había sido presentada en sociedad y gracias a su protectora Mary Somerville, Ada Lovelace conoció a Charles Babbage. Semanas después de este primer encuentro, Ada visitó con su madre al inventor y matemático en su casa, donde éste les mostró la parte ya construida de su máquina diferencial.
Babbage, que desde 1828 ocupaba la cátedra Lucasiana de Matemáticas de la Universidad de Cambridge (la misma que había ocupado Newton), diseñó su máquina para que generara tablas matemáticas automatizando los pasos «mecánicos» de los cálculos. Algo así como el antepasado de los ordenadores actuales. Y a partir de ahí comenzó una intensa correspondencia entre ambos.
Por su formación, su experiencia infantil en el diseño de una máquina propia -a los doce años quiso construir una máquina voladora inspirada por los experimentos de la época-, y por sus habituales visitas a fábricas y talleres, Ada Lovelace pudo entender el funcionamiento de la máquina.
Dos años más tarde, el 8 de julio de 1835, se casó con William King, octavo barón de King, nombrado más tarde Conde de Lovelace y once años mayor que ella. Al contraer matrimonio Ada se convirtió en la Condesa de Lovelace, y a partir de entonces pasaría a la posteridad como Lady Ada Lovelace. Pero a pesar del matrimonio -que tuvo tres hijos-, su carrera no se truncó.
Una asistente visionaria
Babbage había queda tan impresionado por las capacidades de Ada Lovelace que en 1842 requirió de sus servicios. Se había publicado en francés un trabajo sobre la máquina analítica y Babbage quería que ésta lo tradujera al inglés y lo ampliara con anotaciones propias. Estas notas, cuya extensión triplicaba la del trabajo que había traducido, resultaron contener lo que se considera en la actualidad como los primeros programas informáticos.
Entre otras cosas, Ada Lovelace describió un algoritmo para calcular los números de Bernoulli en la máquina analítica que es considerado el primer algoritmo adaptado específicamente para una «computadora», hecho por el que Ada Lovelace es considerada como la primera programadora de la historia. También sugirió la utilización de tarjetas perforadas para introducir instrucciones en la máquina analítica.
Ada Lovelace falleció a los treinta y seis años -casi a la misma edad que su padre- el 27 de noviembre de 1852, debido a un cáncer uterino y probablemente por las complicaciones derivadas de las sangrías realizadas por sus médicos.
A pesar de que son muchas las mujeres que han realizado grandes aportaciones a la informática, solo Ada Lovelace cuenta con un lenguaje de programación que lleve su nombre. En 1979 el Departamento de Defensa de los Estados Unidos creó un lenguaje de programación basado en Pascal en su honor llamado lenguaje de programación Ada.
Ada Lovelace tiene también un día propio en el calendario: el 16 de octubre. El día de Ada Lovelace rinde homenaje a todas aquellas mujeres del ámbito internacional que han contribuido con esfuerzo y pocas alabanzas en el campo de la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas.

No hay comentarios: